Las ciencias económicas

La ciencia económica es la ciencia social que estudia:

La extracción, producción, intercambio, distribución y consumo de recursos y servicios.
La manera o bien medios de satisfacer las necesidades humanas a través de recursos limitados.
Forma en la que las personas y sociedades subsisten, prosperan y marchan.
Por lo tanto, la economía puede definirse como la ciencia que estudia «cómo se organiza una sociedad para generar sus medios de existencia que, distribuidos entre sus miembros y consumidos por ellos, dejan que la sociedad pueda generarlos nuevamente y de esta manera consecutivamente, proveyendo con esto, de una manera continuamente renovada, la base material para el conjunto de la reproducción de la sociedad en el tiempo».

Alén del enfoque en los procesos económicos (extracción, transformación, producción, distribución y consumo) el análisis económico se ha aplicado a negocios, finanzas, cuidado de salud y gobierno. Asimismo se pueden aplicar a disciplinas tan distintas como el crimen, educación, la familia, el derecho, la elección pública, la religión, instituciones, guerra, la ciencia, y el medioambiente. En el cambio al siglo veintiuno, el expansivo dominio de la economía en las ciencias sociales se ha descrito como el imperialismo de la economía.

El fin último de la economía es prosperar las condiciones de la vida de las personas en su vida diaria

Definiciones
En la economía hay distintos puntos de vista, conforme el enfoque que se adopte. De ellos, resaltan sobre todo dos: el enfoque objetivo y el enfoque subjetivo; por ende, sobresalen la definición objetiva y la definición subjetiva, que refieren a 2 teorías del valor (objetivo y subjetivo, respectivamente).

Definición objetiva tradicional
Los tradicionales no charlaron de economía, sino más bien de economía política. Del mismo modo que los mercantilistas trataron de acrecentar el fondo de capital productivo de la nación, asimismo con la intención de acrecentar la capacidad protectora de la nación mas, luchando contra políticas mercantilistas, trataron de conseguirlo con un libre intercambio. La riqueza de las naciones (An Inquiry into the Nature and Ocasiones of the Wealth of Nations, en el original en inglés), escrito por Adam Smith, tiene pocos aspectos originales, mas su visión de conjunto ha influido mucho sobre los economistas siguientes. Wealth en esos tiempos significaba un fondo de capital productivo.

Para un programa de desarrollo, Smith plantea, en las primeras oraciones de su obra mayor:

Reducir el trabajo improductivo, esto es el trabajo que no es de nuevo insumo del próximo ciclo productivo, primordialmente el consumo de los terratenientes que viven de rentas. Este término Smith lo debe a los fisiócratas con los que estaba en la ciudad de París.
Acrecentar los mercados para facilitar una mayor división de trabajo. Este término incluye especializaciones, mejoras tecnológicas y también inventos. La competencia, esto es, la imitación de tecnologías superiores, hace que la división de trabajo baje los costes, aumente los ingresos reales y el poder de adquiere que por su parte deja ahondar aún más la división de trabajo. Con respecto al trabajo improductivo, esto es, una mercadería o bien un servicio que no formará una parte del próximo ciclo productivo, la división de trabajo no es esencial, puesto que el coste menor no es un insumo más económico del ciclo productivo que reduce el nivel general de costes.
Definición objetiva marxista
La definición tradicional de la corriente objetiva marxista es de Friedrich Engels, quien señala: «La economía política es la ciencia que estudia las leyes que rigen la producción, la distribución, la circulación y el consumo de los recursos materiales que satisfacen necesidades humanas». Karl Marx por su parte apunta que la economía es «la ciencia que estudia las relaciones sociales de producción». Asimismo se le llama “la ciencia de la recta administración”, opuesta a la crematística. La corriente objetiva marxista se fundamenta en el materialismo histórico, se refiere al término del valor-trabajo, con lo que el valor tiene su origen objetivo en la cantidad de trabajo requerido para la obtención de los recursos. Y es histórico pues concibe el capitalismo como una forma o bien organización social pertinente a un determinado instante histórico. Esta definición ha engendrado una corriente de pensamiento económico que en nuestros días se le conoce como la economía política.

Definición subjetiva o bien marginalista
La definición tradicional de la orientación subjetiva o bien marginalista es de Lionel Robbins, quien afirma: «La economía es la ciencia que se hace cargo del estudio de la satisfacción de las necesidades humanas a través de recursos que, siendo escasos, tienen usos alternativos entre los que hay que optar».11​

Definición sistémica
Desde otro punto de vista, la economía puede considerarse un campo de comunicación bien definido. Esto quiere decir que la economía es el medio en el que se forman los sistemas económicos. En esta perspectiva los sistemas económicos son sistemas sociales en los que las comunicaciones que se reproducen son comunicaciones sobre compensaciones o bien pagos. Aquellas comunicaciones que tienen sentido económico, se reproducen en los sistemas económicos, aquellas que carecen de sentido, se rechazan. Esta visión sociológica de la economía intenta entender la economía como un aspecto integral de la sociedad.